África, Grandes Viajes, Lunas de miel, Rwanda, Safaris, Uganda

Uganda & Rwanda: Un safari único en la ‘Tierra de las mil colinas’ y los grandes lagos

Dos países distintos que comparten una misma magia escondidos en el interior del continente africano. Uganda y Rwanda. Dos naciones mucho más pequeñas que sus vecinos Kenya, República Democrática del Congo, Tanzania o Sudán pero que cuentan con una bendición única: los gorilas de montaña. Dos países que se han convertido por todos sus elementos naturales en el hogar perfecto para dar cobijo a estos primates.

El destino ideal para los amantes de los safaris en un viaje a medida de lujo, donde además de gorilas, Uganda y Rwanda ofrecen la versión más auténtica del  interior de África con inmensos lagos, montañas y bosques impenetrables que recorren su territorio mientras la vida caótica africana se sucede en las capitales.

La primera toma de contacto en la ruidosa capital Kampala, típica africana, ajetreada y callejera, pero a la que cambiemos la urbe por la sabana, selva y montañas la fisonomía del viaje cambia completamente.

El safari más exclusivo del mundo

Menos de 900 ejemplares y una selva exótica por descubrir. Protegida, imperturbable y que transmite una serenidad completa a más de 3.000 metros de altura. Árboles de más de 20 metros, vegetación salvaje que no permite la creación de senderos y lo más importante, gorilas en su hábitat natural. Un safari completamente distinto, en escenario y contenido, al que solo pueden acceder unos pocos.

La premisa es clara: el extraño eres tú y la experiencia de los gorilas no puede ser para todos. Su preservación es la razón de que tan solo 60 personas al día puedan recorrer sus bosques para ver a estos inmensos mamíferos. En grupos de ocho y en un tiempo reducido de una hora. Corto pero intenso. Y es que la vida de los gorilas no puede darse en cautividad, así que estos primates se han hecho dueños y señores de dos parques que no entienden de fronteras; el parque nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi y el Parque Nacional de los Volcanes en Rwanda.

El lugar de la oscuridad

Así se conoce al parque nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, las inmensas copas de los árboles dan sentido a su apodo. La luz del Sol es incapaz de penetrar las espesas copas de los árboles dando vida así a una biodiversidad única en el planeta diseñada al antojo de la naturaleza. Así que prepara buen calzado para lo que promete ser la aventura de tu vida. Ver a estos primates no es un trayecto fácil entre espesas marañas de enredaderas e hilos de plantas infinitos.

Una experiencia indescriptible que activará todos tus sentidos. Desde Bestours Viajes hemos seleccionado tres alojamientos para que el storytelling –la naturaleza– del viaje nunca se escape de tus retinas. Al remanso del valle en el que se alza el parque, Silverback Lodge ofrece la estancia más auténtica donde convivir con la fauna autóctona es una realidad diaria y donde incluso, en ocasiones, puedes ver a los gorilas desde la comodidad de tu habitación.

Una experiencia muy similar a la que ofrece One & Only Gorillas Nest. Ubicado en tu segunda parada en el Parque Nacional de los Volcanes en Rwanda, es el alojamiento perfecto para conocer el lujo del paisaje y la hospitalidad africana. Un lugar con historia que ahora es tierra volcánica dormida, pero que un día fue el infierno en la tierra.

Más que gorilas

Los gorilas son el emblema de Uganda y Rwanda, pero la elección de estos mamíferos para vivir en comunidad entre sus bosques no es al azar. Hay mucho más que montañas y enredaderas. Es un auténtico paraíso pintado de verde húmedo en el que puedes deleitarte de la naturaleza en su estado más puro. Y de entre todas ellas, destaca el nacimiento del Nilo.

Es otra de las visitas obligatorias en Uganda. Fuente de vida para más de media África hasta su desembocadura en Egipto  –recorre más de 6.600 kilómetros– tras nacer como Nilo Blanco en el lago Victoria, el segundo lago de agua dulce más grande del planeta.

Los lagos son vida en Uganda y cerca de ellos nace otra de las aventuras de vuestro viaje. Uganda también cuenta con toda la fauna habitual del safari africano y también con un integrante algo especial, los leones trepadores. En el Queen Elizabeth Park, en la zona Ishasha, los ñus, jirafas, elefantes o cocodrilos también hacen acto de presencia pero el rey de la selva se ha adaptado a sus necesidades. Con el mismo pelaje y la misma actitud, aquí el león es el rey de la tierra y de los árboles. Y es que estos leones pasan gran parte de su jornada al remanso de las ramas de los árboles sin ninguna explicación científica. Mientras algunos aseguran que han desarrollado la habilidad de trepar árboles para evitar las altas temperaturas y la humedad del suelo otros culpan a la mosca tsé tsé. Un insecto abundante en esta región y que tiene una mordedura muy dolorosa para aquel quien la sufra, incluidos los leones.

Libres y cuantiosos en número, Ishasha Wilderness Camp es nuestra recomendación si buscas compartir espacio y tiempo con estos felinos. Un campamento exclusivo al puro estilo africano donde la vida y el tiempo pasan por delante de tu tienda.

Un viaje al más puro estilo africano, pero con unos protagonistas únicos en un paisaje completamente diferente a la tradicional sabana africana.

    Rellena el formulario para recibir más información sin compromiso