Calma y paz, Lunas de miel, Paraísos, Pasión por la naturaleza

Isla Mauricio, un paraíso diseñado para explorar

Un paraíso por descubrir, saborear y explorar. Su fisonomía invita a pensar que Islas Mauricio –su isla central Mauricio y sus hermanas menores San Brandón, Rodrigues y islas Agalega– son el destino habitual de playa que caracteriza el océano Índico, pero de entre todas las posibilidades que ofrece el paraíso que vigila la costa africana, Isla Mauricio es mucho más que una isla donde desconectar y relajarse en el edén de sus playas.

Un destino tan exótico como sus posibilidades en el que el azul turquesa de sus playas esconde mucho más. Desde Bestours Viajes, descubrimos la verdadera Isla Mauricio para aquellos que buscan el lujo más exclusivo en un destino que ofrece un sinfín de posibilidades para todos los gustos.

Playas rodeadas de selva

Isla Mauricio no es solo playa, pero es inevitable quedar perplejo ante el azul de sus aguas desde que su reflejo se cuela por las ventanas del avión. Rodeada de playas de arena blanca, las bahías se apilan por toda su costa ofreciendo una estancia tranquila a la sombra de los cocoteros. En la costa este, reina la calma mientras la adrenalina de los deportes acuáticos aguarda en el noroeste; buceo, snorkel, kite-surf, surf, pesca, vela. Un mundo por descubrir debajo del mar a escasos metros de la barrera coralina.

Una oferta habitual en los destinos del Índico, pero no la única. La Isla Mauricio es mucho más que una isla de hamaca y sol. Perdida en el medio de la nada, su pasado natural ha dejado los restos de una isla que acoge la selva más tropical y el paisaje volcánico de un pasado movidito. Isla Mauricio cuenta con las selvas más densas del Índico. Además, los colores anaranjados también son otro de sus atributos, provocados por los restos volcánicos que se abren paso en el interior de la isla.

Las Cascadas de Chamarel, un salto de agua rodeado de plantas tropicales o el Black River Gorges National Park, un parque protegido repleto de barrancos que caen del pico más alto de la isla, son algunas de las atracciones de la isla para deleitar todos tus sentidos.

El pico más alto, el Pitón de la Petite Rivière Noire, de 828 metros, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el trekking y las actividades de montaña son el día a día de una isla que enamora por su versatilidad.

Todo el mundo es bienvenido

Fruto del paso del tiempo, y de centenares de civilizaciones, Isla Mauricio representa todo tipo de culturas. Los árabes dejaron su huella habitual, la cultura hindú se apoderó durante siglos de la isla y la fuerte influencia africana convierten a Mauricio en el ejemplo perfecto de la diversidad cultural total. Una repercusión cultural que ha perdurado en el tiempo y que se aprecia en su religión, música, arquitectura, artesanía y tradición.

Un destino que cuenta con la arquitectura típica hindú mientras que sus costumbres se asemejan más a la vida africana. El baile del Sega es la continuación de las danzas realizadas por los esclavos africanos que trabajaban en las plantaciones de caña de azúcar. Tras la abolición de la esclavitud en 1835, el Sega se mantuvo y hoy es la música tradicional de la isla.

La religión es otro de los grandes reclamos para su arquitectura y fundamento de su sociedad. La isla se conoce como la ‘sonrisa del Índico’, un lugar donde hay sitio para todos. Las mezquitas y los templos hindús conviven a la perfección en un país de completa pluralidad donde todo el mundo, incluido tú, es bienvenido. Un contraste constante de culturas donde tradición –con el barrio chino o el mercado central– y modernidad –el barrio marítimo repleto de lujo– tienen cabida. Sin duda, un lugar donde aprender como etnias tan dispares conviven en armonía.

De esa misma cultura mixta nace una gastronomía peculiar. La influencia hindú es inevitable en la mayoría de sus platos, así como la china, así que el arroz y las especias son uno de los componentes innegociables para el deleite de tu paladar. Platos coloridos y de gran aroma marcan la línea en la isla. El naan hindú se ha reinventado para convertirse en su famosa Paratha mauriciana o incluso el biryani, típico de la India, pero con un toque distinto adquirido por la isla.

Un destino que no escatima en lujo

Lejos del cliché que cargan otros destinos como Seychelles o el Caribe, Isla Mauricio es un destino para todos. De hecho, existe una isla Mauricio para cada tipo de viajero. Todas las posibilidades que ofrece el destino se traducen en la capacidad de ser el destino perfecto para todo tipo de público y gustos.

Es un destino de retiro, pero también un destino de aventura y crecimiento personal. Y en todas esas posibilidades, Isla Mauricio no negocia con el lujo y el confort de sus visitantes. Su oferta hotelera de lujo es la más elevada del Índico. La mitad de los 120 hoteles que tiene la isla son luxury travel.

Desde Bestours Viajes, tenemos cuatro recomendaciones para que todas las expectativas que deposites en tu viaje, se cumplan con creces. Nuestra primera recomendación es The Residence Mauricio, un alojamiento ubicado en la costa oeste de la isla vigilado por Madagascar. Un complejo donde reina el espacio para la relajación entre la elegancia y la simplicidad de sus estancias acordes con el escenario.

Four Seasons Mauritius at Anahita es otra de nuestras recomendaciones. Ubicado en la costa este de la isla ofrece unas playas abiertas al océano Índico con fácil acceso a la aventura que ofrece la isla en la selva. Un alojamiento de confianza ya que Bestours Viajes es Four Seasons Preferred Partner para brindar a nuestros clientes ventajas y beneficios exclusivos. Una estancia única donde no existe otra comodidad que la villa privada para todos sus huéspedes.

De un carácter parecido a The Residence pero en la costa este al norte de la isla, nos aguarda Shangri-la Le Touessrok, un auténtico hotel de lujo rodeado de aguas turquesas. La descripción perfecta del escondite más auténtico de la isla. Un hotel con toques asiáticos que rinde homenaje a la influencia de la cultura hindú y china en la isla.

Por último y para aquellos que buscan lujo y confort, The Hotel Royal Palm se erige como un palacio construido sobre las aguas del Índico. Un lugar que rinde homenaje continuo a la cultura del país y que postula a la gastronomía mauriciana como la mejor del globo. Además, gracias a que Bestours Viajes es miembro del Programa Vita de The Leading Hotels of The World, nuestros viajeros pueden disfrutar de grandes ventajas y beneficios para estancias en este paraíso.

    Rellena el formulario para recibir más información sin compromiso