Planes y recomendaciones

Villas privadas y exclusivas: la nueva tendencia de vacaciones

Perderte con tus seres queridos en un paraíso. Suena bien como titular vacacional. Cuando llegan las vacaciones, todos queremos unos días alejados de la rutina, la gente y el estrés que suponen las aglomeraciones. Sol, tranquilidad, desconexión y, sobre todo, intimidad, es lo que buscamos.

Una opción que puede encontrarse en muchos destinos, pero que pocos ofrecen con una exclusividad absoluta acompañada de un servicio gran lujo. Buscar un rincón perdido en el mundo es uno de los sueños de todo viajero. Hablamos de villas privadas de alto standing. Un alojamiento privilegiado que nos ofrece todas las comodidades, diversidad en su contenido y, lo más importante, nos permite disfrutar de nuestra familia.

Una tendencia en auge

Las villas son un concepto de viaje a medida que siempre ha estado de moda pero que, tras la pandemia, se ha convertido en la elección de muchos. Una tendencia en auge de la que  las mejores firmas hoteleras también se han hecho eco.

La demanda de villas está en aumento y es una de las apuestas de futuro para el sector turístico. Todo con cuatro premisas obligatorias: discreción, máxima privacidad, exclusividad y, sobre todo, libertad para hacer o solicitar lo que quieras cuando quieras.

Un servicio único al que hay que añadir lo más importante: un destino acorde a nuestros gustos. Una experiencia 360 requiere de un destino privilegiado en un entorno inmejorable donde poder disfrutar de unos días donde no tener que preocuparse de nada.

¿Pero dónde se puede encontrar algo tan particular? Desde Bestours Viajes hemos elegido cuatro villas que cumplen con todos los requisitos para disfrutar de unos días con vuestros seres queridos. Cuatro destinos de ensueño que se convierten en gran lujo gracias  a un alojamiento con todas las comodidades y un servicio concierge 24/7.

Mediterráneamente 

Elegir dónde perderse puede ser una de las grandes dudas y, en ocasiones, no hace falta recorrer todo el mundo para poder disfrutar de algo excepcional. Para aquellos que quieran disfrutar de un destino más cercano, pero igual de exótico y espectacular que otros lugares de playa del mundo, tenemos la respuesta. Grecia.

El Mar Mediterráneo ofrece una belleza que nada tiene que envidiar a las playas con mayor renombre. Y en este caso, Grecia se lleva el puesto número uno con sus islas. En nuestra primera propuesta elegimos una de las más famosas, Mykonos. Su ubicación excepcional y sus aguas cristalinas la convierten en el destino favorito de miles de turistas cada verano, pero ir a Grecia sin cruzarse con nadie es posible, aunque no lo parezca

Se trata de la Villa Scarlet, escondida entre la vegetación de la isla. Se halla en una ladera donde la construcción de la villa y la fisonomía de la naturaleza permiten una privacidad absoluta a sus huéspedes con vistas exclusivas a la puesta de sol de Paradise Beach.

A tan solo 800 metros del mar ofrece 4.000 metros cuadrados de lujo griego para pasar unos días inolvidables. Siete suites, piscina privada, jacuzzi interior y exterior, zona barbacoa, zona chill out y un servicio concierge 24/7 presente pero invisible a la vez. Una de las propiedades de mayor exclusividad de la isla que ofrece atención exclusiva al huésped en todo lo que necesite. Transfer, cocina, servicio y actividades.

Todo a tan solo 5 kilómetros de la urbe, por si en algún momento necesitas escapar de tanta paz y tranquilidad.

Lujo, en el cráter de Santorini 

Santorini es otra de las islas predilectas del mar Egeo, pero su magia nace de fenómenos naturales. Devastada por una erupción volcánica siglos atrás, sus dos grandes ciudades, Fira y Oia, se acomodan en los acantilados que se formaron con el paso del tiempo. Una isla abrupta donde las edificaciones se han acomodado a la fisonomía del paisaje.

Y entre acantilados, playas de ensueño y colores paradisíacos encontramos Avant Garde Villa. Con capacidad para 12 huéspedes, es una de las villas más lujosas de la isla. Dos piscinas privadas con vistas al mar, un gimnasio y una sala de masajes son algunas de las instalaciones con las que se presenta esta villa. Todo al gusto del huésped –quien solicita con antelación las comodidades que quiere– para vivir el auténtico verano griego.Todo ello con servicio al huésped 24/7 o cuando se solicite para no tener que preocuparse absolutamente de nada.

Bahamas, siempre un acierto

Algunos lo llaman las Bahamas, otros el paraíso en la Tierra. Es uno de los destinos más visitados del planeta y, como no podía ser de otra forma, las villas de lujo no renuncian a un escenario casi inigualable. En las Bahamas, encontramos Villa Caroline, un alojamiento que ha especializado su servicio para aquellos que buscan la máxima exclusividad durante sus vacaciones.

Villa Caroline es todo lo que puedes desear. A escasos minutos de la capital Nassau, este alojamiento equivale a disfrutar de una isla privada. Accesible a través del mar y rodeada de bosques tropicales, que aportan mayor privacidad al huésped, las actividades también son infinitas. A todo lo que ofrece Bahamas –snorkeling, submarinismo, kayak, motos de agua– se le añaden unas instalaciones exclusivas. Una playa kilométrica de arena blanca reviste toda la villa y en esa arena privada puedes disfrutar de un paseo antes de bañarte en una de las piscinas, de agua salada o agua dulce, según tu elección.

Una estancia única que, además, se completa con los arrecifes de coral y una fauna única bajo el mar.

México lindo

México es otro de los destinos predilectos para aquellos que buscan sol y playa. El calor y el clima tropical del sur del país es uno de los reclamos turísticos de zonas como Cancún o Playa del Carmen. Pero para encontrar villas gran lujo, la mejor opción de la península del Yucatán, es Tulum.

Se trata de Villa Amara. Simplemente magnífica. Ubicada en una zona protegida para mantener el ecosistema de la zona, ofrece la variedad de ocio cultural y gastronómico de la ciudad con la exclusividad de la villa.

Con cinco suites con vistas al oceáno y sus respectivas terrazas privadas, la luz es la protagonista de una villa recubierta de cristales para que el sol, y de noche las estrellas, te acompañen durante toda tu estancia. Además, ofrece todo el equipamiento para actividades acuáticas, piscina y spa así como una playa privada.

Ventajas de una villa

Son una elección asegurada si tu prioridad es tener total discreción y privacidad. Un viaje a la medida de tus requerimientos y en el que además no tienes que preocuparte de nada.

En su oferta gran lujo ofrecen todas las comodidades para que no tengas que encargarte de nada. Desde la llegada a destino, todas ellas ofrecen transporte privado en yate o helicóptero a sus huéspedes, así como servicio de limpieza, cocina, menaje o jardinería. Todo según lo tu hayas solicitado anteriormente.  Todo en un espacio único de uso privado en un entorno privilegiado.

    Rellena el formulario para recibir más información sin compromiso