Actualidad, Nuestra agencia

Grupo Bestours se incorpora al programa de combustible sostenible para la aviación (SAF) de Air France– KLM

El acuerdo, firmado entre Laurent Perrier, Director General de Air France-KLM para España y Portugal, y Julia Franch, Directora General de Grupo Bestours, es el primer contrato del programa corporativo SAF (Sustainable Aviation Fuel en sus siglas en inglés) firmado en España con una agencia viajes que agrupa diferentes marcas muy especializadas tanto en el segmento vacacional a medida y de lujo como en el segmento corporativo.

El programa corporativo SAF de Air France-KLM propone a las empresas desempeñar un papel activo en el futuro de los viajes sostenibles y contempla una aportación anual de las compañías participantes que el grupo aéreo invierte en el abastecimiento y la utilización de combustible sostenible para la aviación. Hasta la fecha, en España se han incorporado empresas como Ficosa, Icárion, Airpharm Logistics S.A.U. y Acciona Forwarding. A nivel mundial también participan, entre otras, empresas como ABN AMRO, Arcadis, Lavazza, Maison Valentino, Kuehne & Nagel, Salvatore Ferragamo o Bolloré.

Estamos muy orgullosos de ser el primer grupo de agencia de viajes especializada tanto en el segmento vacacional, segmento corporativo y tour operación en España en colaborar con el programa SAF de Air France-KLM. Debemos entre todos apoyar y respaldar la creación de una industria de combustibles sostenibles que garantice un transporte aéreo cada vez más eco-responsable y a su vez, a la transición ecológica del transporte aéreo. Este acuerdo refleja nuestro compromiso con la sostenibilidad que llevamos trabajando en Grupo Bestours desde hace años siendo conscientes que todas nuestras acciones tienen un impacto en el mundo”, ha declarado Julia Franch, nuestra Directora General de Grupo Bestours.

El combustible sostenible para la aviación es una de las herramientas más eficientes a corto y medio plazo que nos permitirán alcanzar nuestro objetivo de 0 emisiones netas en 2050. Desde principios de este año Air France-KLM ha dado un paso decisivo en este sentido, incorporando SAF en todos sus vuelos con salida de Francia y los Países Bajos. Es un honor contar en nuestro programa con socios como Grupo Bestours que entienden como nosotros que el futuro es ahora y que solo con el compromiso de todos podemos construir la aviación y los viajes y del futuro”, ha declarado Laurent Perrier, Director General de Air France-KLM para España y Portugal.

A través del programa SAF, los clientes corporativos de Air France y KLM, después de una estimación de las emisiones de CO₂ asociadas a sus viajes, pueden determinar la contribución anual que deseen dedicar a dicho programa. El Grupo Air France-KLM invierte todas las contribuciones en el abastecimiento y la utilización de combustible sostenible para la aviación. Esto respaldará la creación de una industria de combustibles sostenibles que garantice un transporte aéreo cada vez más eco-responsable.

Los combustibles sostenibles para la aviación, palancas fundamentales para la reducción de emisiones de CO₂

Desde hace muchos años Air France y KLM participan en programas de investigación y desarrollo en el campo de los combustibles alternativos. En 2011, las dos aerolíneas estuvieron entre las primeras en operar vuelos comerciales con combustible sostenible, demostrando que es posible la utilización de una energía alternativa a los combustibles fósiles. En este contexto, en enero de 2021, KLM operó por primera vez en el mundo (en su ruta entre Ámsterdam y Madrid), un vuelo de pasajeros realizado parcialmente con queroseno sintético producido de forma sostenible. En 2020, a través de una «convocatoria de manifestaciones de interés», Air France se comprometió con responsables empresariales a apoyar 6 nuevos programas de producción en Europa, incluyendo el queroseno sintético producido de forma sostenible.

Hoy en día, los combustibles sostenibles para la aviación se pueden fabricar a partir de aceites usados, productos de desecho y residuos forestales. Se pueden incorporar al combustible para aviones sin ninguna modificación del motor. Su uso puede reducir las emisiones hasta en un 85% en comparación con el combustible convencional. Actualmente el principal desafío es el desarrollo de una industria sostenible a la que los clientes corporativos de Air France y KLM puedan hacer una contribución concreta.

 

    Rellena el formulario para recibir más información sin compromiso