SINGAPUR, STOPOVER EN ASIA

Autor Bestours

Moderna, sofisticada y llena de vida. Así definen los viajeros a la ciudad de Singapur.

Singapur se ha ganado a pulso el título de “La puerta de Asia”. Un alto en el camino en forma de escala obligada para muchos destinos asiáticos que los amantes del diseño, la ingeniería y la tecnología deben recorrer por devoción.

Singapur maravilla al visitante con sus rascacielos, contrastes y un riquísimo mosaico de artes y culturas.

Ya de entrada, aterrizarás en el aeropuerto de Changi, considerado durante siete años consecutivos como el mejor aeropuerto del mundo por los World Airport Awards. Un espacio que, para los amantes del lujo y la tecnología, ya merece una visita por su impresionante interior. Con un jardín propio, formado por plantas típicas de la región, obras de arte cinético o una instalación interactiva de nueve metros de altura en la que los visitantes pueden compartir y ver exhibidas sus fotografías.

Foto: Aeropuerto de Changi, Singapur

Singapur desde las alturas

Directamente desde el aeropuerto vamos fácilmente hasta el centro financiero. Allí se despliega ante ti el espectacular Hotel Marina Bay Sands en Marina Bay. Un espectáculo arquitectónico perfecto para recorrer en una tarde y dejar que el sol se ponga. Muy recomendable, subir a su azotea en el Skypark, rematada por la piscina infinity situada a más altura del mundo, donde disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

Otra fantástica opción para disfrutar de una panorámica de los rascacielos de la ciudad es, sin duda, el Singapore Flyer, considerada la noria más grande del mundo. Su altura máxima es de 160 metros con unas privilegiadas vistas a toda la ciudad, sobre todo a la zona de Marina Bay, y en los días claros se pueden ver las costas de Malaysia e Indonesia

Foto: Hotel Marina Bay Sands

Diseño y tradición

En Singapur, tradición y vanguardia se dan de la mano con asombrosa armonía. Singapur es puro diseño. Para poder vivir su esencia en persona, hay dos visitas obligadas: el ArtSciense Museum, con su peculiar forma de flor de loto visible desde todo Marina Bay y el eco-jardín Gardens By the Bay, que creerás que te trasladan al ficticio mundo de “Avatar”

Paraíso “foodie”

La tradición dice que comer es uno de los pasatiempos favoritos de los habitantes de Singapur. En la, según su traducción del malayo, Ciudad de los Leones, podrás encontrar una sugerente cultura gastronómica en la que se combinan el lujo y las costumbres populares.

La constelación de restaurantes que ostentan una estrella Michelin es destacable. Desde la cocina fusión que pasa por la tradición culinaria japonesa del restaurante Beni, a la francesa del restaurante Odette. Y en dirección contraria, podemos explorar un sinfín de restaurantes callejeros, siendo muchos los críticos que hablan de la comida callejera de Singapur como una de las sensaciones gastronómicas del momento.

Con especial mención a Liao Fan Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice and Noodle, un puesto de comida en un mercado al aire libre, que se convirtió en el establecimiento más barato del mundo en recibir una estrella Michelin, y el Hill Street Tai Hwa Pork Noodle, otro puesto callejero también con una estrella.

Foto: Liao Fan Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice and Noodle

De shopping

Una ciudad que concentra tal densidad de negocio y prosperidad estaba llamada a convertirse en una de las capitales mundiales del shopping. Desde Little India y Chinatown, en los que adquirir joyas, antigüedades, saris y otros productos tradicionales típicos, hasta Orchard Road, que acoge los centros comerciales y tiendas de las firmas más exclusivas.

Singapore Airlines

Y si hay una aerolínea que te facilita el trayecto a destinos de Asia y Oceanía y además te ofrece grandes ventajas y beneficios para disfrutar al máximo tu tiempo de escala en Singapur, es sin duda, Singapore Airlines.

Singapore Airlines ofrece a sus viajeros varios programas con estancia y visitas por la ciudad para acompañarte a descubrir sus mayores atracciones de la manera más fácil y cómoda. Déjate aconsejar por ellos y simplemente dedícate a disfrutar.

Porque a menudo hacer una escala puede dar pereza, parar en Singapur es razón suficiente para que la escala se convierta también en destino. Es lo que se le conoce como Stopover.

Compartir
X

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies , pinche el enlace para mayor información.