París escondido: descubre sus secretos mejor guardados

Autor Bestours

La capital francesa posee un atractivo especial que la convierte en una de las ciudades más visitadas del planeta. La Tour Eiffel o el museo del Louvre son, sin duda, paradas obligadas; pero más allá de los recorridos típicos, la “ciudad de las luces” acoge algunos secretos que harán de tu viaje una experiencia mágica y especial. En Bestours Viajes te proponemos una escapada de fin de semana al París escondido.

Ruta en bicicleta

Si quieres empezar tu viaje haciendo un poco de ejercicio y olvidándote del tráfico haz una ruta en bicicleta. Existen iniciativas como “Paris à vélo c’est sympa” que buscan hacerte descubrir los barrios tranquilos de París, sus lugares escondidos, sus monumentos insólitos…

A través de temáticas tan variadas como París Insólito, París Contraste o París Villages, entre otras, disfrutarás de las múltiples facetas de la tranquilidad de la capital. Las visitas duran unas tres horas y pueden ser tanto de día como de noche para que tengas la posibilidad de ver despertar el barrio Montmartre al amanecer, o apreciar, en el centro de París, los paseos por las estrechas calles del Marais.

en bicicleta por París

La salsa de mantequilla del restaurante Le Relais de l’Entrecôte

Una vez finalizado el paseo, puedes ir a comer a L’Entrecôte, como es más conocido este restaurante francés que guarda la receta de la salsa de mantequilla para su solomillo como un invaluable tesoro. Aunque muchos lo han intentado, nadie ha conseguido igualarla (ni lograr que se confiese la receta).

Entenderás el recelo cuando pruebes ese pedazo de carne derritiéndose en tu boca junto al sabor de la salsa que lo acompaña. Una comida para recordar que podrás culminar con alguno de sus deliciosos postres caseros. En total hay cuatro restaurantes en distintas ubicaciones que abren todos los días de la semana.

La boutique vintage Didier Ludot

El lujo a medida. Ésa es la propuesta de la boutique Didier Ludot, cerca del Museo del Louvre, adonde puedes acercarte por la tarde y encontrar piezas de alta costura verdaderamente vintage. Desde un vestido de fiesta de los ochenta diseñado por Oscar de la Renta hasta un Balenciaga de los años sesenta que perteneció a la Princesa Lilian de Bélgica.

Las piezas que se encuentran a la venta en esta boutique no son del tipo camiseta de dos euros que consigues en tiendas de segunda mano: aquí los vestidos guardan la historia de la moda y el diseño, y bien podrían formar parte de un museo.

didier-ludot

El Canal Saint-Martin

El Canal Saint-Martin es un lugar ideal para instalar tu manta de picnic un domingo. Está en uno de los barrios menos conocidos y con más encanto en París. Una zona tranquila y relajada de la ciudad, frecuentada por jóvenes artistas, estudiantes y amantes de la moda.

En los alrededores también puedes recorrer sus calles llenas de tiendas, sentarte en un café en la ribera, o disfrutar del brunch que ofrece los fines de semana La Chambre aux Oiseaux: una cafetería con muebles antiguos y una decoración original que mezcla Art Decó y Art Nouveau, y que puede ser el cierre perfecto de este viaje diferente a París.

Paris-Picnic

Compartir
X

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies , pinche el enlace para mayor información.