Mil y una noches en el corazón bereber

Autor Bestours

En el norte de África donde la tradición y la modernidad se dan la mano, encontramos la hermosa ciudad de Marrakech. Desde el minuto uno en que tus pies se posen en su suelo, una sensación de olvido te invadirá. Tranquilo, todo lo que necesitas está en tu maleta. Lo que probablemente has perdido es la orientación y la noción del tiempo. Marrakech ofrece demasiadas distracciones y pasajes laberínticos como para seguir una aburrida lógica lineal.

La ciudad de las mil y una noches es una caja de sorpresas que esconde más de una cara diferente. Dicen que todos los caminos llevan a Roma, pero estando en Marrakech lo más correcto sería decir que todas las callejuelas desembocan en la plaza Djemaa el-Fna. Es el centro neurálgico de esta ciudad que, sobre todo una vez caída la noche, brilla con su máximo esplendor. Malabaristas, narradores de cuentos, encantadores de serpientes, magos, acróbatas y todo tipo de gente peculiar, hacen de este encuentro una experiencia auténtica. La más pura esencia marroquí se encuentra en este lugar.

Marrakech copia

La Mezquita de la Koutoubia se merece también un alto en el camino, sobre todo al atardecer, cuando los rayos de sol iluminan su torre de 69 metros de altura y la hacen parecer casi mágica. Además, como las murallas que rodean la ciudad, cambia de color a medida que se pone el sol. Cuenta la leyenda que cuando se construyó esta mezquita, la ciudad comenzó a sangrar de tal manera que tiñó todo de rojo, color que predomina tanto en la ciudad y como en la bandera nacional del país. De ahí que también se la conozca como La Ciudad Roja.

marrue copia

En pleno corazón de Marrakech, entre los callejones situados al norte de la plaza central, se encuentran los zocos, kilómetros y kilómetros de intrépidos mercadillos de entramados laberínticos por los que está formada la medina y donde se esconden tras sus muros antiguos palacios y casas de belleza increíble.

Desde Marrakech se pueden descubrir otros lugares y explotar al máximo este mágico entorno. Los más aventureros pueden admirar lo alto de las montañas Atlas en helicóptero, o montar en quad para explorar el desierto. Un poco más lejos, puedes encontrar una auténtica joya, la ciudad azul al norte de Marruecos, Chefchaouen. Azul índigo, azul cobalto, azul celeste, azul violáceo…, todas las tonalidades de azul se entremezclan en una combinación tan relajante como fotogénica. ¡Un auténtico oasis de calma y tranquilidad en las estribaciones de las montañas del Rif!

azuul copia

Para redondear un viaje de ensueño, te recomendamos estos tres hoteles exclusivos con toda la esencia bereber.

LA SULTANA

La Sultana Marrakech es otro de los tesoros marroquís que esconde la ciudad. A tan sólo a 10 minutos de la Plaza Djemaa el-Fna, podrás disfrutar del lujo de la privacidad y el confort. Una preciosa piscina al aire libre te da la bienvenida, rodeada de arcos arquitectónicos propios del país y seguida de hermosas terrazas panorámicas con impresionantes vistas. Un hotel que mima a sus huéspedes con todos los detalles imaginables, como disponer de un avión privado al aeropuerto o cursos de cocina para aprender los secretos ocultos de la riquísima gastronomía del país.

La-Sultana-Marrakech-Spa_l

FOUR SEASONS RESORT MARRAKECH

En el corazón de la denominada ciudad roja encontramos el Four Seasons Resort, todo un oasis para los sentidos.  Inspirado en el cercano centro histórico de la Medina, el hotel presenta una versión moderna de la arquitectura tradicional marroquí: pabellones rosados con detalles grabados a mano rodeados por piscinas iluminadas por el sol, bellos jardines, senderos y fuentes complementan un impactante escenario, contiguo a los famosos Jardines de la Menara.

FPO_MRK_568 copia

ROYAL MANSOUR, EL RIAD DE RIADS

Royal Mansour Marrakech es la definición del lujo más auténtico, un lugar único en uno de los destinos más apasionantes y seductores del planeta. Fiel al estilo tradicional de la Medina marroquí, el Royal Mansour se encuentra rodeado por las antiguas murallas de esta ciudad de ensueño. Su elaborado diseño, típico de la artesanal arquitectura morisca, lo convierte en uno de los más bellos hoteles del mundo. Es un Riad de Riads, donde el confort y el refinamiento están siempre presentes.

Royal Mansour tea

 

Compartir
X

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies , pinche el enlace para mayor información.